Cómo decir ¡NO! con una Sonrisa

Por qué decirle ¡NO! a las ofertas que no promueven tus objetivos es decirle SÍ a tus prioridades 

Una de las famosas fábulas de Esopo tiene que ver con un hombre y su hijo que querían vender su burro en el mercado que quedaba lejos de su casa.  El camino al pueblo era largo y polvoriento.   Acababan de salir cuando un vecino los llamó.  “¿Por qué están caminando si tienen un burro?”.  “Uno de ustedes deberían montarse mientras el otro lo guía”.  “Esa es una buena idea”, dijo el hombre, así que puso a su hijo sobre el burro y siguió guiando al animal.  Iban a medio camino cuando tres mujeres a un lado del camino le llamaron la atención al joven diciéndole que debería estar avergonzado de montar mientras su padre caminaba. “¿Será que el burro está tan débil que no puede con los dos?”.  “Supongo que tienen razón. Déjame subirme contigo, hijo”.    El  burro casi había llegado al pueblo cargando a los dos cuando un grupo de aldeanos empezaron a reírse con carcajadas burlonas.  “Ustedes deberían estar cargando a ese pobre animal en vez de él cargarlos a ambos”.  “Supongo que sí”, dijo a regañadientes, mientras él y su hijo se bajaban.   Con la ayuda de los aldeanos que aún reían, amarraron al animal a un palo para cargarlo al pueblo por lo que restaba del camino.   Pero mientras cruzaban un puente, justo antes de llegar al mercado, el burro, pataleando, se safó del palo, cayó en el agua y se ahogó.  “Nuestro burro está muerto ahora, y eso debería enseñarnos”, dijo el hombre tristemente a su hijo, “que cuando tratamos de agradar a todos, perdemos”. 

No es fácil

Quizás, eres como yo y te cuesta decirle ¡No! a otros porque te gusta quedar bien con todos. Para muchas personas, decir ¡NO! de manera firme no es fácil. Aquellos que toda la vida se han sentido impotentes frente a personas de carácter dominante, se acostumbran a decir SÍ a todo para evitar conflictos. Otros se afanan por ganar la aprobación de otros y temen que decir ¡NO! cambiará la forma como otros los perciben. Como lo ilustra esta fábula es imposible agradar a todo el mundo todo el tiempo. Por eso, he desarrollado un método para aprender a decir ¡NO! de una manera cortés pero efectiva y quiero compartirla contigo. En este escrito voy a esbozar la teoría que sustenta el método y en el próximo, el método en sí.

Por qué es importante aprender a decir ¡No!

Antes tenía la idea de que decir ¡NO! era algo negativo e indigno del vocabulario de personas de mentalidad positiva.  ¡Cuán equivocado estaba!  Descubrí que cada vez que le decía SÍ a algo o a alguien, usualmente era a expensas de cosas que eran realmente importantes para mí.  Es crucial entender que todos tenemos una cantidad finita de tiempo, dinero y energía, y que tan pronto la usamos en algo automáticamente quedan indisponibles para cualquier otra cosa.  Por eso es crucial aprender a decir Sí a las cosas correctas y ¡No! a todo lo demás.

Cuando le dices NO a algo o a alguien que no te ayuda a alcanzar tus objetivos, automáticamente le estás diciendo SÍ a ti mismo.  ¡No hay nada más positivo que ser fiel a tus prioridades!

La clave es aprender a decir ¡NO! de una manera asertiva.

No incurras en el error de confundir ser asertivo con ser agresivo.  La persona agresiva logra lo que quiere a expensas de otros.   En contraste, la persona asertiva expresa claramente sus deseos y necesidades de una manera firme pero sin devaluar ni menospreciar los deseos y necesidades de la otra persona.  

Ser asertivo es la manera en que enseñas respecto y por eso es crucial para tu éxito.  Tú eres el mejor maestro para instruir a otros como quieres que te traten.  Para lograrlo, primero tienes que estar claro en tu intención.  Tu intención es más importante que tu expresión.  Al ser asertivo tu objetivo no es evitar conflicto.  Tampoco es manipular a la otra persona para que haga lo que tú quieres.  Tu deseo es tanto tu bienestar como el de la otra persona. 

En resumen, si estás comprometido a lograr tus metas es importante aprender a decir ¡NO! de manera asertiva a aquellas ofertas que te alejan de los resultados que deseas. No es fácil y por eso en nuestro próximo escrito verás una estrategia sencilla pero efectiva para poner esto en práctica. 

¿Qué hay de ti? ¿Qué tan importante es para ti aprender a decir ¡No! con una sonrisa?

1 Comment

  • Esther wann
    Posted August 4, 2020 2:28 am 0Likes

    Buenísima fábula!! Ante que todo, debo reconocer que si, me cuesta decir NO a las personas por quedar bien con ellas, por no verme mal agradecida, egoísta o ser mal persona… pero luego de leer estos grandiosos tips me he dado cuenta que es una combinación de auto seguridad que no estás siendo mal persona, que estas poniendo en primer lugar tus necesidades y sabiduría, que estas en lo correcto. Y me encantó este lema y lo pondré en práctica: ” Tú eres el mejor maestro para instruir a otros como quieres que te traten”. Muchas gracias Sr. Wesley por este grandioso aporte para mi vida, de seguro a otras personas le funcionará! LO RECOMIENDO

Leave a Reply to Esther wann Cancel reply

Translate »